Los asuntos de Copyright se tratan en la parte inferior de la página.

Entradas por categorías

miércoles, 1 de marzo de 2017

Erasmus: Estrasburgo, Francia (24/02/2017 -27/02/2017)

Estrasburgo fue el último destino del viaje que hice entre el 18 de febrero y el 27 de febrero. En el momento en que escribo esta entrada, aún no he ido a Múnich, pero voy a irme mañana.

La ruta en Flixbus fue:
Konstanz --> Berna --> Heidelberg --> Estrasburgo --> Konstanz


Plaza de la Catedral y Catedral de Notre Damme (no, no es la del jorobado)

La catedral de “El Jorobado de Notre Damme” está en París, pero la de Estrasburgo se llama igual.

No soy una persona muy monumentera, soy más de paisajes. Es decir, me suele seducir más una imagen general de una zona, que un edificio en concreto. Por eso tiene tantísimo mérito que la catedral de Estrasburgo me haya encantado. Porque sí, me ha encantado.

Bueno, tengo que decir que el paisaje de alrededor es genial también: la plaza en la que está ubicada la catedral está rodeada por "edificios" y locales del estilo habitual de Estrasburgo, el cual me encanta. A lo mejor, en el fondo, es por eso por lo que me ha encantado la catedral… Pero… Creo que no es sólo eso… La catedral en sí también es la que más me ha gustado de las que he visto en mi vida. Puede que para alguien esté diciendo un disparate, pero bueno, sobre gustos…








Esta foto de noche no está hecha desde la Plaza de la Catedral, pero si la hubiera hecho con una buena cámara (mi móvil es una mierda para las fotos de noche, salen borrosas sin flash y verdes con flash) y desde más cerca (iba a perder el tranvía), hubiera sido genial:



La Petite France

Estoy enamorada de Estrasburgo, de verdad… Las comparaciones son odiosas, y no quiero desmerecer ni a Berna, ni a Heidelberg, que también me han gustado, ni tampoco a ninguna de las demás ciudades que he visitado en mi vida, pero creo que Estrasburgo es la ciudad más bonita en la que he estado.

En fin, dejo fotos de este barrio de Estrasburgo (La Petite France), ya que, a veces, sobran las palabras:









Es curioso que se llame “La Petite France”, porque precisamente, y sin ser ninguna experta, creo que bebe mucho del “diseño” de los pueblos alemanes (¿e incluso suizos?). Al fin y al cabo, Estrasburgo es francesa, pero tiene mucho de alemana.

En fin, estando en La Petite France, me metí en un restaurante con una decoración pintoresca:




Parlamento Europeo de Estrasburgo

Este sitio no tiene ningún interés estético, pero… Ya que estaba en Estrasburgo, me quise hacer una fotillo allí. Hay muchas más sedes europeas (y bastante más bonitas) en Estrasburgo, pero no tenía tiempo de verlas todas si quería ver los sitios que realmente merecen la pena. Aunque precisamente, creo que pasé cerca de un par de ellos en alguna ocasión y no les hice fotos, pero bueno…




Parque L'Orangerie

Bueno, cuando entré en este parque pensé… Vale, pues… Un parque… No parecía tener nada de especial… Pero en realidad descubrí que tiene sus cosas especialillas… Para empezar, tiene dentro… ¡Una bolera! (No lo pongo entre admiraciones porque me encanten o algo así, sino porque no me lo esperaba…). Y en ese mismo edificio (el cual, por cierto, desde fuera no aparenta ser lo que es) había también un restaurante, que fue donde almorcé ese día. Obviamente, no me pasé el día en el edificio… Primero, porque no hay nada más que esas dos cosas (creo…), y segundo, porque había ido para ver el parque…

En este parque hay una zona que a los acérrimos amantes de los animales quizás disgustaría. Yo me empecé a plantear hace poco el tema de no pagar por ir a zoológicos (he estado en dos en mi vida), para no contribuir al maltrato animal, pero… En este parque hay un minizoo gratuito, por así decirlo:


¡Había hasta monos! ¡Y un búho! Lo que pasa es que no quiero cargar la entrada de blog con fotos de bichillos varios…


Barrage Vauban

Bueno, pues hay otra zona emblemática de Estrasburgo a la que fui a hacerle fotillos… Honestamente, no sé si “Barrage Vauban” es como se llama el puente o la zona…




Alojamiento

El alojamiento en Estrasburgo tenía también muy buena relación calidad/precio. No era un albergue de mochileros en esta ocasión, sino un hostal, pero aun así era un hostal muy baratito y del cual no tengo ninguna queja. Se llama “Cap Europe”.


Conclusiones

Estrasburgo es la primera (aunque esperemos que no la última) ciudad con la que me ocurre que, tras visitarla, no siento simplemente que ya he cumplido viéndola una vez en la vida, sino que me deja con ganas de volver.

Nunca he estado en París, y tengo intención de ir algún día, probablemente más pronto que tarde (¿quizás cuando termine el Erasmus?), pero… Dudo que pueda ser más bonita que Estrasburgo… Lo mismo me equivoco y sencillamente Francia es la polla de Bedolla...

No hay comentarios:

Publicar un comentario