Los asuntos de Copyright se tratan en la parte inferior de la página.

Entradas por categorías

domingo, 31 de julio de 2016

Orgullo gay, barrio chino y Chester

------
 Para ir al índice de las entradas sobre el viaje a Liverpool, hacer click AQUÍ.
------
Sábado 30 de julio de 2016

Nunca he tenido yo interés por presenciar el desfile del orgullo gay, ni en Sevilla, ni en ninguna parte. En Sevilla podría haberlo hecho, y por lo visto el de Madrid es el más grande de Europa.

Pero el caso es que nunca tuve interés… Quizás siendo hetero y no gustándole a una mucho las multitudes, la cosa pierde interés… PERO resulta que este sábado el desfile era en Liverpool, los compañeros dijeron de verlo y… Bueno, ¿por qué no? Al fin y al cabo, algo de interés tiene para cualquiera que esté a favor de la igualdad y de la libertad.

Me pareció algo pequeño para lo que me esperaba, porque siempre había oído algo de carrozas, y aquí no hubo… Pero eso será en Madrid, quizás… Y no sé si en Sevilla también o no.


En fin, cuando el asunto terminó, fuimos al barrio chino de Liverpool y, tras dar algunas vueltas, acabamos comiendo en un restaurante llamado Mei Mei a 12,80 libras por cabeza. En mi opinión, no estuvo mal la relación (calidad+cantidad)/precio, para tratarse de un restaurante y de la gran cantidad de platos que pedimos.


No recuerdo ya si antes o después de eso, nos paramos a ver la catedral de Liverpool y dos compañeros bajaron por una cuerda de lo alto de la catedral... ... .. No, no me he estoy expresando mal, es lo que hicieron literalmente. Resulta que había gente allí recolectando dinero contra el parkinson, y una forma de hacerlo era cobrando por descender desde lo alto de la catedral hasta el suelo por una cuerda con un arnés. Así que estos dos compañeros, pagaron, y lo hicieron. Yo no lo habría hecho ni aunque me hubieran dado dinero a mí por ello.

Después de eso, fuimos a un pub, pero yo, como siempre, me volví tempranito y dejé a los demás allí con sus cervezas.


Domingo 31 de julio de 2016

Hoy domingo, hemos hecho una excursión a Chester. Además, una compañera y yo, las dos que fuimos a Irlanda hace dos años, hemos tenido ocasión de ver a un compañero de aquel viaje que ahora está trabajando como cocinero en Chester.


Chester me ha parecido bastante bonito. En el fondo, me hubiera gustado más estar viviendo allí este mes y medio que en Liverpool. Entiendo que a la mayoría no, porque en Liverpool habrá más pubs y más de todo… Pero como yo no soy cervecera… Y la verdad es que Liverpool es más bien fea, mientras que Chester me ha encantado.



Tenía la intención de comprar allí una gorra, otra sudadera e imanes, pero no hay muchas tiendas de souvenirs, y me he tenido que conformar con los imanes (uno de ellos, para mi tía Antonia, que me los pidió).

Por cierto, a la hora de comer… Bueno, a la hora española de comer, no nos poníamos de acuerdo, porque hubo gente que quiso fish and chips, mientras que un compañero y yo, preferimos otra cosa. Ya probé el fish and chips en Irlanda (hacer click AQUÍ), y la verdad es que, para quien le guste el pescado empanado sin casi ningún aliño, pues vale, pero a mí es algo que ni me va ni me viene, así que preferí probar alguna otra cosa de la gastronomía inglesa, que es una mierda, con perdón de los ingleses (y de los irlandeses, que tienen una gastronomía igual de lamentable), pero había ganas de probar.

Total, que ese compañero y yo, hemos almorzado por 5 libras por cabeza (no me parece nada caro) dos platos:

PRIMER PLATO: una sopa de tomate y albahaca (vamos, la salsa de los macarrones, pero sin macarrones) con una rodaja de pan de molde y mantequilla como… ¿Guarnición? Se nos olvidó hacerle foto.

SEGUNDO PLATO: salchichas con puré y guisantes. Eso fue algo más decente.


Después de aquello, la mayoría decidió montarse en barcas de pedales y darse una vuelta de media hora por el río, pero a mí me pasaban varias cosas: ya he hecho eso en Sevilla, tanto en el río Guadalquivir (barcas de pedales y de remos) como en el laguito de la Plaza de España (barcas de remos), no me fiaba de caerme (en Plaza de España no pasé miedo, pero en el río Guadalquivir, a veces me dio mal rollo) y quería volver a Liverpool pronto por si los buses que van a “mi casa” tardaban en pasar, al ser domingo.

Total, que una compañera y yo, pasamos de las barcas y nos fuimos hacia la estación. A medio camino, nos tomamos un chocolate caliente (y en mi caso, también una galleta) en una cafetería. Tengo que decir que hay algo que sí me gusta de la gastronomía inglesa: las galletas de cholocate. En eso sí que nos superan. Pero sólo en eso.

Tras ello, fuimos a la estación y pillamos el tren de vuelta a Liverpool. Creo que hice bien en volver pronto, porque luego he tardado un huevo en coger el autobús del centro de Liverpool a “mi casa”.

En fin, ahora ando en casa escribiendo este resumen de mi finde. Un saludo a todo el mundo.

PD: os añado un vídeo de las ardillas de un parque de Chester correteando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario