Los asuntos de Copyright se tratan en la parte inferior de la página.

Entradas por categorías

jueves, 25 de diciembre de 2014

Dublín

Enlace a la entrada principal del viaje a Irlanda: IRLANDA (VERANO 2014)

--

Dublín (21/07/2014 al 28/08/2014)

Esta entrada no va a ir sobre una excursión en concreto, sino sobre Dublín, donde estuve muchas veces durante mi estancia en Irlanda.

En realidad, yo vivía e iba a la academia dentro del condado de Dublín, pero en esta entrada voy a referirme a la ciudad, a la que se llegaba en DART (Dublin Area Rapid Transit), que era un tren con el que te podías mover por varios pueblos y zonas dentro del condado de Dublín. Bueno, era y es, claro... Mis medios de transporte mientras estuve allí, fueron los autobuses de Dublín (que también iban por todo el condado, pero eran más lentos) y el DART, exceptuando una ocasión en la que tuve que pillar un taxi.

Realmente, sobre el centro de Dublín en sí, sólo se me ocurre subir fotos y comentar cosas:


Esta primera imagen es una chorrada, pero iba a diario en bus, y decidí hacer esta foto, que al final resulta que me gusta: se trata de uno de los autobuses dublinenses por dentro. Son de dos plantas, pero yo solía estar siempre en la de abajo, aunque alguna que otra vez fui en la de arriba.

Esta imagen es en la planta de abajo. Detrás de donde pone el cartel luminoso "Stopping" (que significa que alguien ha solicitado la siguiente parada, claro), hay una pequeña escalerita que lleva a la planta de arriba, y que yo odiaba tener que usar con el bus en marcha (de ahí que prefiriera quedarme en la de abajo, si podía), y detrás de la escalerita, pues está el conductor, que al ser allí, está a la derecha (sí, en Irlanda también conducen por la izquierda, como en el Reino Unido).

Una cosa que me llamaba la atención, es que allí se sale del bus por la misma puerta que se entra, que está delante y a la izquierda, en frente del conductor.

Hablando ya del centro de Dublín, he querido poner una foto de ese... ... ... Palo... Llamado Spire (aguja). Es un monumento muy conocido de Dublín, con una luz en la punta que se enciende de noche y tal...

La pura verdad es que yo nunca le vi a aquello el interés artístico. Lo mismo es simplemente falta de percepción por mi parte, pero para ser tan conocido, me parece una cosa muy insulsa... Yo creo que es conocido simplemente porque está plantado en todo el centro y es una cosa alta. Un chaval nos explicó por qué estaba allí, pero no recuerdo la historia.

Este puente es el único de Europa más ancho que largo (o eso nos dijo un chaval), y está en Dublín. No recuerdo el nombre.

Esto es el "Wall of Fame" (muro de la fama) de Dublín. Como su nombre indica, es un muro con fotos de personas famosas... Creo que tienen que ser irlandeses, pero de eso no estoy segura. Está en el centro, centro, centro de Dublín, cerca del Temple Bar, del cual paso a hablar ahora.

Hablar del centro de Dublín es hablar necesaria y forzosamente de pubs con música en directo y una amplia, muy amplia, gama de cervezas a elegir. Y sin duda, el pub emblemático por excelencia, el más simbólico/conocido (y como consecuencia, caro), es el Temple Bar. Yo creo que entré sólo una vez con un par de amigas (Yuko, una chica japonesa que estudiaba en nuestra academia, y Mila, una chica española que ídem y que conocí en la excursión de Glendalouth), ya que no me gusta la cerveza y, la verdad es que durante mi estancia allí, estuve haciendo otras cosas y pisé poco los pubs.

No obstante, uno de los primeros días... O quizás precisamente el primero, estuvimos casi todos los de la Fundación, yo incluida, en un pub dublinense (que no era el Temple Bar, era otro). Y la verdad, me encantó el asunto de la música en directo, porque el músico interpretó dos canciones que me gustan mucho desde bastante antes de ir allí: Human (The Killers) y Loosing My Religion (R.E.M.).

Lo pude grabar un poquillo de nada mientras interpretaba la segunda:



No sé si fue ese mismo día, o quizás otro, pero todavía los de la Fundación no nos habíamos individualizado (tardamos poco en hacerlo, claro) e íbamos aún casi todos juntos, como una familia de patos. El caso es que, uno de esos primeros días, entramos unos cuantos en un restaurante llamado The Church (la iglesia), que antes era una iglesia (supongo que famosa, no sé) y ahora está habilitado como restaurante. Tenía un órgano por ahí arriba, pero fui tonta y no lo fotografié.


El caso es que, aunque en la foto pueda parecer apetecible, en realidad era una clavada y llenaba poco. Aunque ahora mismo no recuerdo si yo comí también y me clavaron, pero creo recordar que no, que había comido antes y que allí clavaron a los demás por la comida esa, y a mí lo que me pasó es que me clavaron porque compré una botella de agua. En fin, el caso es que allí te clavan.

La verdad es que fui muchas, muchas veces a Dublín. Algunas fueron paseos con poco que contar, simplemente dando una vuelta por la ciudad o yendo de tiendas. Otras fueron excursiones con objetivos concretos, que ahora pasaré a comentar, pero voy a empezar por poner un vídeo de uno de esos gratificantes e insustanciales paseos que di por Dublín. En esta ocasión, fue con Lucía, una amiga de Cartagena que conocí allí porque iba a nuestra misma academia.


Eso que hace ese chaval tiene un nombre, que me lo dijo Lucía, pero no me acuerdo. El caso es que hace música a base de ruidos que él mismo hace con las cuerdas vocales y con la boca. Aunque no lo parezca, ahí no tenía ningún instrumento más, aparte del micrófono y el altavoz. Éste es un fragmento muy pequeñito, en realidad hacía una gama más amplia de sonidos.

Empiezo con las excursiones... Algunas fueron ofertadas por la academia, y otras simplemente excursiones por iniciativa propia de gente con la que me juntaba. Una de las que ofertó la academia fue la visita al museo de cera de Dublín:








En cambio, al Trinity College, una muy conocida universidad, fuimos por nuestra cuenta varias personas. Entramos dentro de la biblioteca de dicha universidad, que es un lugar muy turístico, y donde, según creo, aunque no estoy segura, se han rodado varias escenas de la saga de películas de Harry Potter.




Otra excursión que hice con gente por nuestra cuenta fue al museo arqueológico, aunque esa también estaba ofertada por la academia, pero no me apunté el día que la ofertaron:



Una excursión que organizó la escuela, y que yo pienso que fue un truño, la verdad, fue a la fábrica de Guiness. Digo que fue un truño simplemente porque nos llevaron a un edificio claramente preparado para turistas (lógico), para sacar pasta con lo que tenían allí montado al lado de lo que de verdad era la fábrica. Quiero decir con ello que no entrabas en la fábrica en sí, sino en un edificio lleno de ciertos atractivos y tal, pero no se ve hacer cerveza ni nada de eso. Aunque creo que eso es lo que pasa siempre con las famosas visitas turísticas a fábricas.






Otro sitio a destacar de la ciudad de Dublín es el Phoenix Park, el cual es el parque más grande de Europa. Se puede decir que yo estuve dentro del parque, pero realmente no es que lo viera mucho, porque es realmente extenso y no pude llegar a adentrarme demasiado, ya que el día que fui (con Lucía también precisamente) empezó a llover justo cuando nos proponíamos conocer un poco el parque. El caso es que allí puedes ver incluso ciervos si te adentras lo suficiente, y creo recordar que allí dentro está también la casa del presidente de Irlanda.

Dentro de dicho parque, está el zoo de Dublín, en el cual habíamos estado Lucía y yo (qué agobio, había más niños que animales) justo antes de intentar conocer un poco el parque. Por eso digo que he estado dentro del Phoenix Park, porque entramos para ir al zoo y porque al salir nos tomamos algo por allí, pero después empezó a llover y no era plan de ponerse a buscar ciervos...




En fin, de Dublín, lo que es la ciudad de Dublín, no recuerdo nada más a destacar, a pesar de que iba allí a menudo con unos o con otros. Quizás lo único que ahora mismo recuerdo que es importante y que no llegué a ver es la catedral de San Patricio, y alguna otra cosa habrá que no vi, o que vi y no recuerdo ahora...

Ah sí, otra excursión que fue en Dublín, fue la de la danza irlandesa, que fue muy divertida, pero que me confirmó definitivamente que tengo que tener atrofiada la parte del cerebro que se encarga de la coordinación. Todo el mundo, con más o con menos gracia, conseguía hacer los pasos... Todo el mundo menos yo, claro.


Para que sepáis qué danza es, es la misma que sale en la película de Titanic (sí, el Titanic era un barco irlandés, lo que pasa es que creo que aquello fue cuando toda la isla de Irlanda pertenecía al Reino Unido, no estoy segura de eso), cuando Rose se va con Jack a donde están los que viajan en clase baratita y se ponen allí todos a bailar... Pues esa danza, es danza irlandesa. Y yo la he visto bailar en directo, y la he intentado (no se puede decir que lo haya conseguido...) bailar.





No hay comentarios:

Publicar un comentario